CRÓNICA GUI BORATTO



En el pasado jueves 18 de julio el brasileño Guilherme Boratto nos presentó su live tras varios años sin pisar Madrid. Esta vez fue en la sala Stella, en la longeva sesión Mondo.

Gui, como se hace llamar, es un inquieto artista que no para ni un segundo durante sus actuaciones. Sus primeros trabajos en el sello alemán Kompakt le dieron el empujón definitivo para consagrarse en la primera plana de la electrónica. Como curiosidad Boratto es arquitecto y también ha trabajado como publicista.

Entramos pasadas las dos y en la sala ya había bastante gente aunque se estaba bien. Gui comenzó a las tres clavadas con, para mi sorpresa, uno de mis temas favoritos: Mr. Decay. No esperaba escuchar ese track quizás porque es de su primer álbum (Chromophobia). Tras este gran comienzo y habiendo entre medias unos minutos technoides, sonó otro de sus primeros temas: Archipiélago.
Pasados unos veinte minutos que se me hicieron algo largos se encadenaron varios clásicos, como por ejemplo: Azzurra, Like You o Stems From Hell. Aunque las mezclas no eran gran cosa, hay que tener en cuenta que fue un live bastante improvisado a mi parecer. Hubo momentos en los cuales no usaba su laptop teniéndolo incluso apagado. El inicio de la segunda hora fue algo flojo pero rápido el de São Paulo entró en calor para el rush final. The Drill, Take My Breath Away, Haute Couture o su excelente remix de Paradise Circus de Massive Attack hicieron las delicias del público asistente. El tema elegido como cierre fue paradójicamente This Is Not The End. Eché en falta quizás su tema más famoso, No Turning Back, pero no se puede querer todo en esta vida. En resumen fue una noche con algún altibajo que otro pero con grandes momentos de calidad musical.

Starni.

  • Compártelo

FACEBOOK

Twitter